El acceso a la vivienda y a la vivienda social

¿Los inmigrantes lo tienen más fácil para hacerse con una vivienda?

El acceso a una vivienda adecuada es una condición indispensable para la inclusión social. El estallido de la “Burbuja Inmobiliaria”, la potenciación del régimen de tenencia frente a otras formas de acceso, la falta de un adecuado parque de vivienda público en el municipio y la nueva “Burbuja del alquiler” hace de la exclusión residencial uno de los principales problemas sociales a los que nos enfrentamos los vecinos y vecinas de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid a través de la EMVS también gestiona vivienda protegida para personas con situaciones de mayor necesidad. Según datos de su memoria 2017, El mayor porcentaje de vivienda adjudicada en 2017 se ha destinado a personas que viven en Madrid desde hace más de 14 años. El perfil de la persona adjudicataria de vivienda de atención prioritaria responde a las siguientes características:

  • casi el 50% tienen reconocido el título de familia numerosa
  • cuentan con unos ingresos inferiores a 0,75 veces el IPREM,
  • residen en Madrid en alojamientos inadecuados;
  • son en mayor número mujeres que representan a una familia de 3,3 miembros de media, en un 62,6% de los casos monoparental,
  • y en un 36,13% tiene al menos un miembro con discapacidad de más del 65%.

¿Sabías que para solicitar viviendas sociales es necesario acreditar un período mínimo de empadronamiento o trabajo de diez años en la Comunidad de Madrid?.

Los baremos para el acceso se basan en la situación de necesidad del solicitante y su familia tales como las condiciones económicas, desempleo de larga duración, situación de dependencia, etc.

Consulta las condiciones de acceso en: http://www.comunidad.madrid/servicios/vivienda/adjudicacion-viviendas-agencia-vivienda-social-especial-necesidad

¿Por su cultura las personas migrantes residen muchas en un mismo piso?.

Según datos del INE 2017, en la Comunidad de Madrid del total de hogares compuestos por 6 personas o más tan sólo el 18,5% están formados por personas exclusivamente extranjeras. (Un 40,2% son hogares formados por personas exclusivamente españolas y el otro 40,3% por hogares mixtos)

(http://www.ine.es/jaxi/Datos.htm?path=/t20/p274/serie/prov/p02/l0/&file=02002.px)

¿Y qué es la discriminación residencial?

Es la dificultad de personas que por su origen, cultura, raza, etnia, orientación sexual o identidad de género tienen mayores dificultades para acceder a una vivienda. Cuando se discrimina a una persona al acceder a una vivienda, pidiendo garantías adicionales (aval, fiador, más fianza) o al impedir alquilar una determinada vivienda, se vulnera su derecho a una vivienda digna y a un trato igualitario

Según Oberaxe el 20% de los extranjeros relata haber sufrido discriminación a la hora de acceder al alquiler de una vivienda (bien por negarles el acceso o por poner condiciones adicionales específicas por ser extranjeros). Entre la población autóctona el 21% evitaría alquilar su casa a una persona extranjera y el 17% lo rechazaría.

Anuncio discriminatorio

Para profundizar en este tema te dejamos el enlace al “Informe 2013 sobre discriminación en la vivienda hacia personas inmigrantes” editado por Asociación Provivienda (2013).