Ana

 

Me llamo Ana y soy de Ecuador.

Trabajaba en una cadena de moda conocida. Tras 7 años de experiencia me promocionaron y me hicieron encargada, a muchos de mis compañeros no les gustó la idea de estar a cargo de una ecuatoriana. No criticaban mi trabajo, no se quejaban de mi persona, simplemente no era española, así que amenazaron a mis superiores con marcharse de la empresa. Mis compañeros no valoraron mi experiencia, lo único que no les gustaba era que fuera de otro país.