Luis

Es de origen ecuatoriano y recuerda que cuando vino por primera vez a vivir a Madrid le decían en ocasiones “Vete a tu puto país!”. “Recuerdo una vez en la que la policía vino por acá, por esta calle toda entera siguiéndome en el auto. Yo continué andando pues iba a trabajar hasta que al final de la calle ya llegando a Oporto me pararon y me pidieron la documentación. Pues qué tenía en la mochila y yo le dije que la comida que iba al trabajo ¿o es que no ven? Sentí una gran impotencia esa y otras veces porque sé que me paran porque soy de fuera”.