Mohammed Azouagh

“A nosotros siempre nos dan los trabajos de mierda, los que no quiere nadie. Y nos dicen que venimos a quitar el trabajo, ¿Cuál trabajo? ¿El que no quieren? Yo te voy a contar que los familiares de mi chica, mi mujer, a pesar de tantos años, no me tratan bien. Me miran mal, desconfían, pero todo sin decir nada, sólo con la actitud y la manera de estar, ¿sabes? Ellos son españoles y parece que no llevan bien que su hija esté con un marroquí”. Mohammed no tiene permiso de residencia y en ese momento aparece la policía en la plaza de Oporto, donde recogíamos testimonios y me dice que siente que tiene que irse, que en otra ocasión seguiremos hablando